SE DIVIRTIERON Y QUEREMOS QUE SIGAN DIVIRTIENDOSE


Todo empezó con la buena noticia que las pestes empezaron a ceder. Las gripes y anginas liberaron a nuestros jugadores y los planteles comenzaron a mostrar los números que poseían al comienzo de las epidemias. Y no solo en lo sanitario la cosa venía bien, el día era pintadito para que las abuelas no se quejen y el publico, de cuerpito gentil, disfrutara de los encuentros programados.


8.45 empezaron a aparecer las primeras camisetas con energúmenos adentro por la puerta del club. Los no suertudos que jugaban de visitantes envidiando a la Novena, subieron a sus micros para las dos sedes que los esperaban.
La sexta a la zanja, como regalo de graduación a jugar a una de las catedrales del rugby argentino. Las séptima y octava al anexo del Sic, y de la décima a la Escuelita a Pacheco, a Champa.
Todos los micros y cada caravana se dirigieron a los distintos destinos.
Jugaron toda la mañana sin parar, con los distintos equipos del Sic y de Champagnat. La cuota de Rugby la cubrieron sin dejar un espacio en blanco. La diversión fue el único resultado que nos acordamos y seguro algún amigo más fue el campeonato ganado.
La novena fue la divisíón que le toco la localía. Capitulo aparte lo bien que los padres organizaron un tercer tiempo para 160 chicos siendo ellos nada más que una sola division del club. Jugaron en su cancha y disfrutaron ser los anfitriones del Sic y de Champagnat. Esta Coordinación esta sumamente agradecida por todo el esfuerzo de todos los Padres, Entrenadores y Colaboradores.
El sábado siguió en Don Bosco con el plantel superior jugando su primer partido de la reubicación de Zona 2; los muchachos se trajeron los cinco puntos del sur superando 22 a 15 al local, comenzando esta etapa con el pie derecho.
El domingo la M-16 se dio el gusto de clasificar para Rueda de Ganadores en el Grupo 1 con un 15 a 6 en su anteúltimo partido con El Retiro. La M-17 jugo en los pagos de Deportiva Francesa y la M-19 en Brandsen con Atlético y Progreso, con resultado adverso.
Los veteranos de locales siguieron despuntando el vicio esta vez con los muchachos de U de la Plata y gozando de un tercer tiempo a la altura del esfuerzo.

El fin de semana próximo viene un poco más livianito. Entrenamiento a las 9.45 en el quincho todos excepto la séptima (M13-LA 95) que empiezan a las 9.00.
Al finalizar hay Kiosco y parrilla de la 95 y la 96 donde vuelven las bonidolas, los chorizos, etc. para el éxtasis estomacal. El plantel superior juega con Albatros su partido oficial.
El Domingo vuelven la M-15, la M-17 y la M-19 a jugar de locales y la M-16 viajar a Montegrande.



Otro fin de semana donde tenes para entrentenerte alentando a los chicos. Alentando que significa: tratar que quien juega se sienta acompañado, dejando de lado críticas, insultos, consejos que lo único que traen es presión a quienes están dentro de una cancha para divertirse.. Porque grandes y chicos cada vez que entran a jugar los único que les interesa es divertirse. Sabemos que no somos ni Monjes Tibetanos ni aprendices de apáticos, pero tratemos de mantener la conciencia de nuestros actos para que el objetivo principal de este deporte, que es divertirse con amigos, no se diluya con la competencia. Creemos que todos los que acercamos a nuestros hijos al rugby tenemos la obligación de lograr un espacio comun lúdico en el cual ellos compartan con sus compañeros de Ciudad y de los otros clubes nada más y nada menos que un juego.
Todos las opiniones son personales y subjetivas, están atadas al tiempo y a la forma en que vemos este deporte, por eso nadie crea que son generales y que priman sobre las de los demás; sobre todo si tenemos la mala idea de compararlas a los gritos con las de los señores árbitros que nos tocan en suerte. Es difícil de entender pero a quien le toca dirigir un encuentro tiene su conceptos, sus opiniones y hasta su subjetividad. No la vamos a cambiar de ninguna manera, ni gritando más fuerte, ni sufriendo, ni con el llanto. Ningún arbitro va a dar vuelta un fallo por ningún motivo.

La experiencia marca que un try no cobrado no es try, por más que nos emperremos en recordárselo; que un penal en contra es un penal en contra, que a lo sumo puede ser cambiado por otro penal en contra diez metros más adelante por protestar. Que a los ocasionales oponentes por mas que le manifestemos nuestros pensamientos no van a cambiar su actitud.
Por todo esto, lo único que queda es disfrutar sin presionar. Se gane o se pierda es anecdótico, estadística pura que nos puede emocionar, pero no es el fin de este deporte.
El Rugby como otras actividades es una excusa para estar rodeado de amigos disfrutando de algo que nos une e identifica.


COORDINACION DE INFANTILES

0 comentarios: